Tecnologías de la comunicación

Amazon, la formación de un imperio en apenas dos décadas

En la sociedad en la que vivimos todos conocemos a alguien, o incluso nosotros mismos, que realiza multitud de sus compras mediante las diferentes tiendas virtuales que podemos encontrar por internet, y esto ha supuesto además de un impulso económico al mercado, donde empresas logísticas como es el ejemplo de Star Cargo asumen un papel fundamental a la hora de realizar nuestras transacciones vía online.

Un ejemplo muy conocido por todos de estas tiendas online es Amazon, fundada por Jeff Bezos en 1994 y lanzada el 16 de julio de 1995. Al comienzo, lo que hoy conocemos como Amazon, se llamaba cadabra.com, y comenzó funcionando como una librería en línea. Tenía más de 200.000 títulos y estos se podían pedir también vía correo electrónico. Tiempo después fue rebautizada como Amazon, por el río sudamericano del mismo nombre. Como en ese momento circulaban listas ordenadas alfabéticamente, Amazon aparecería en los primeros lugares.

El 15 de mayo de 1997 amazon.com salió a bolsa, concretamente al mercado de valores americano NASDAQ con el símbolo AMZN y a un precio de 18 dólares la acción. El primer plan económico de Amazon era inusual: la compañía no cambió nada en 4 o 5 años. Tiempo después, pensando en retrospectiva, la estrategia funcionó bien. En 2002 logró un beneficio de 3.900 millones de dólares, 5.300 millones en 2003, 6.900 millones en 2004, 8.500 millones en 2005 y 10.700 millones en 2006. Además, la prestigiosa revista ‘Time Magazine’ calificó a Bezos como la persona del año en 1999, por ser dueño de Amazon, ya que se había vuelto muy popular.

En 2002 iniciaron una nueva línea de servicios totalmente diferente al comercio electrónico y lanzaron Amazon Web Services, ofreciendo un producto de computación en la nube básico en fase beta. En 2007 anunciaron públicamente el fin de su fase beta, y con el tiempo se ha ido expandiendo a otros servicios añadidos como almacenamiento en nube (Amazon-S3), Clustering en nube (Amazon-EC2), Mensajería en cola (Amazon-SQS), y otros servicios de valor añadido a los anteriores productos, dando así oferta a todos los sectores (desde particulares a líneas de negocio), convirtiéndose en uno de los mayores proveedores mundiales de servicios integrales de computación en la nube de amplia capacidad.

shutterstock_283264394reducida

La ampliación de servicios

Durante todos estos años, Amazon ha absorbido numerosas empresas, al igual que Google o Microsoft. Algunas de estas adquisiciones son: Audible (una empresa de audiolibros), BookSurge (dedicada a los libros de baja demanda), Mobipocket (la cual crea libros electrónicos y dispositivos para leerlos) o Fabric.com (una empresa de costura).

Además, ha lanzado sus propios productos como el Amazon Kindle, el cual sirve para leer libros electrónicos. Este producto logró cobrar un gran impulso a partir del año 2009.

Siguiendo con su línea de crear nuevos productos, la empresa lanzó en mayo de 2014 una moneda virtual, llamada Amazon Coins. Esta moneda permite a los clientes comprar aplicaciones y juegos en el sitio web de la compañía.

Debido al gran crecimiento de la empresa en todo el mundo, incluido nuestro país, y debido a la gran demanda de bienes que cada día solicitamos los compradores, Amazon ha creado un almacén central en la madrileña localidad de San Fernando de Henares, desde el cual, cada día, salen cientos de camiones que realizan el servicio logístico a la empresa americana creando además una gran cantidad de puestos de trabajo que fomentan la actividad económica de los lugares cercanos al almacén.

Actualmente su volumen de negocio es tan grande que cuenta incluso con los servicios de otras compañías de transporte para poder distribuir sus productos, e incluso planea el repartirlos a través de drones por las direcciones de sus clientes.