Tecnologías de la comunicación

¡Anúnciate en todos los medios posibles!

Por mucho que sean de gran ayuda los nuevos medios digitales, las redes sociales, Internet, etc., hay que reconocer, no obstante, que los tradicionales folletos y catálogos publicitarios “de toda la vida” siguen siendo muy eficaces a la hora de anunciar cualquier comercio, evento o lo que sea. Ello puede ser, en efecto, una herramienta sumamente eficiente cuando se quiere cuidar la imagen corporativa de una empresa o de una tienda o para darla a conocer y estimular de esa forma sus ventas. Creo que adicionando el marketing online con el marketing sobre papel se pueden obtener muy buenos resultados.

Ello es lo que he hecho yo al dirigirme a Trama Comunicación y Diseño, una agencia de publicidad y comunicación ubicada en Valladolid, Castilla y León, con cobertura nacional y especializada en comunicación y diseño que propone soluciones que se adecuan a las necesidades de cada cliente, optimizando los recursos de forma muy creativa. Bueno, todo ello para deciros que tras haberme apuntado a distintos cursos de cocina, de haber trabajado en varios restaurantes, tanto en España como fuera (Francia, Bélgica, Inglaterra…), he decidido lanzarme por fin y abrir mi pequeña tasca con especialidades del mundo entero ya que he recorrido medio mundo y que en cada uno de los países habitados o visitados me han gustado algunos de sus peculiares y deliciosos platos.

Claro está que para darme a conocer, la agencia en cuestión también me ha apoyado organizando campañas de marketing online así como de publicidad, diseñando mi logotipo y ocupándose a la vez de mi posicionamiento en la web. Como lo podéis comprobar, ofrecen un servicio integral para hacer crecer los negocios de los que se ocupan. Dicho esto, y como dentro de nada van a ser las fiestas en mi ciudad, por ello, decidí confiar de nuevo en esta agencia para que den a conocer mi local a través de los folletos publicitarios. Pues, el poder dar en mano a los transeúntes la información con la imagen, pienso que es un plus aparte de todos los medios online citados anteriormente.

Ventajas del marketing por folletos

A mi parecer,  lo de los folletos publicitarios es, en efecto, una muy buena opción y me gusta mucho ya que éstos se adaptan a las necesidades de todo tipo de anunciantes: empresas, profesionales liberales, instituciones públicas, asociaciones, etc. Además, al ser el formato pequeño, los folletos resultan muy manejables. Con ello, y es un detalle a tomar en consideración, se pueden distribuir fácilmente a través de distintos y varios canales, como por correo, en las ferias, en los congresos, así como en la calle, etc. Son, por otra parte, económicos y no es difícil adaptarlos a la imagen corporativa de la empresa o de lo que sea, y de diseñarlos como más nos gusten. Otro detalle a tomar en cuenta, es que a pesar de su tamaño reducido se puede, sin embargo, almacenar bastante información relevante en un folleto u octavilla como la dirección web o el e-mail de la sociedad o negocio.

Yo, por ejemplo, he puesto una foto muy chula de mi pequeño local, un teléfono y por supuesto el enlace internet de mi restaurante. Además, tal y como me lo sugirieron en Trama Comunicación y Diseño, hay que intentar a toda costa despertar la curiosidad del lector por la oferta para animarle a desplazarse hasta allí. Con lo cual, añadir a las imágenes unos cupones de descuento puede ser una excelente idea. Hay que reconocer que en comparación con otros instrumentos de marketing, los folletos publicitarios son quizás más efectivos que otros soportes y que se pueden conseguir en un tiempo récord. Y bueno… a través de los folletos publicitarios te es posible conectar con un público muy variado y diverso y atraer así también a muchas personas hasta tu local sin tener que invertir por ello demasiado dinero en targeting. ¡Vaya que me parece un soporte publicitario de marketing estupendo! Aunque, hay que reconocer que lo idóneo es que vaya unido a otro tipo de marketing como el marketing online. ¡Nada más! Os dejo reflexionar sobre todo ello que todavía me quedan muchas cosas por preparar…