Tecnologías de la comunicación

Los sistemas de gestión integral nos facilitan la vida

En la actualidad vivimos en una época en la que queremos tener todo y cuanto antes, por ello, tener un software de gestión integral es una gran idea para nuestro negocio ya que en una misma aplicación tendremos almacenados todos y cada uno de los datos que nos hagan falta. Este tipo de programas informáticos nos ahorran una gran cantidad de tiempo y lo más importante es que no tenemos por qué comprarlo genérico, sino que podemos hacerlo a nuestra medida como los que ofrece Q-bo para así tener a mano lo que realmente necesitamos y nada más. Además, dado el caso, siempre podríamos ampliarlo para tener más funciones.

Hasta no hace muchos años y aunque algunas compañías sigan optando por esta opción, era muy habitual que las grandes empresas tuvieran que trabajar con varios softwares a la vez ya que cada uno de ellos esta creado para realizar una función concreta, lo que nos obligaba a copiar los mismos datos varias veces en distintos programas. Aunque os parezca extraño, esto era y todavía es habitual y es que hasta a la compañía de radio y televisión pública de nuestro país le pasa esto ya que trabajan con diferentes softwares dependiendo de lo que necesiten, sean medios técnicos, humanos, partidas presupuestarias e incluso dietas. Sin embargo, la tendencia es a la simplificación, a la creación de un programa que satisfaga todas las necesidades y campos que deba haber para así no tener que duplicar o triplicar los mismos datos cada día para dejar reflejado en cada base de datos lo que realmente necesitamos.

Como os hemos avanzado al comienzo, a diferencia de los programas predefinidos que podemos encontrar en las tiendas de informática y grandes almacenes, estos tienen una gran ventaja fundamental y es que a pesar de ser algo más caros a la hora de su creación, a la larga nos salen a cuenta puesto que son hechos a la medida de nuestras necesidades, lo cual facilita que podamos diseñar los parámetros que necesitemos e incluso confeccionarlo para que nos saque diferentes libros contables y estadísticos. Además, solo tendremos los aspectos que necesitemos sin tener que añadir otros a los que no le demos uso, pero esto que no queda aquí puesto que, si en futuro necesitamos ampliar las funcionalidades, tan solo basta con añadirlas mediante una sencilla actualización del software, hecho que incluso a veces puede realizarse Over the air (OTA) o lo que es lo mismo, de forma remota, como las de nuestros teléfonos móviles, sin tener que introducir un soporte físico que lo reemplace.

En el caso de que necesitemos asistencia técnica, si compramos un programa cerrado, como los que os hemos mencionado y que habitualmente encontramos en pequeños comercios puesto que su precio no es demasiado elevado, tendremos que solicitarla mediante teléfonos o correos electrónicos que el fabricante nos proporciona mientras que si optamos por la opción de crear un programa a medida, el propio desarrollador nos proporcionará la asistencia que necesitamos, siendo esta más ágil, rápida e incluso si es posible, al igual que las actualizaciones, de forma remota, por lo que si el problema es fácil de solventar y lo pueden hacer en línea, es posible que ni siquiera nos ocasiones trastorno alguno y podamos seguir operando al mismo tiempo.

En ocasiones, si lo solicitamos o contratamos, también podemos tener una serie de clases y manuales de formación que nos permitan conocer de primera mano el funcionamiento del programa, así como poder trastear con el antes de ir implantándolo en las tiendas en cuestión lo cual siempre es bueno ya que permite que todos los empleados estén ya familiarizamos con el software en el momento en que se comience a usar. Por otra banda, es también una buena opción esta de conocer de antemano el programa ya que si durante esas pruebas se detectase un fallo de programación todavía se estaría a tiempo de rectificar para que el programa llegue correctamente y sin fallos a su lugar.

Los sistemas de control también deben formar parte de nuestra compañía

En la actualidad poseer certificaciones ISO o lo que es lo mismo, credenciales de la Organización Internacional para la Normalización, una vez traducido al español, es un buen punto a tener en cuenta ya que esto significa que nuestra empresa cumple unos estándares de buenas prácticas y calidad por lo que conseguiremos generar una confianza extra con nuestros clientes. La utilización de diferentes softwares especializados como los que nos oferta en su catálogo la compañía Q-bo nos permite que, mediante su uso, podamos llegar a obtener este tipo de certificados, tan valorados por la sociedad y por el sector empresarial.