Tecnologías de la comunicación

Cómo mejorar tu Conexión a Internet en Vacaciones

Emprender tu propio negocio es la opción de cada vez más jóvenes, una apuesta por realizar un proyecto personal o la búsqueda de una mayor libertad en la toma de decisiones.

Si bien, cuando decides dar el salto y darte de alta como autónomo no tienes la imagen mental de un periodo vacacional inexistente y el tener que llevare el ordenador a cuestas para resolver cualquier incidencia.

Y es que, al que se organiza bien puede que le salgan un par de días libres, pero… ¿total desconexión? Eso no se conoce en el mundo de los autónomos. Aún recuerdo la última vez que me alojé en un hotel con poca cobertura y cómo sentía que me subía por las paredes, porque para quienes necesitamos estar conectados las 24/7, una mala conexión a Internet es como la peor de las torturas.

Lo cierto es que la conexión temporal a Internet en vacaciones puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para algunos. Con los merecidos días libres para el descanso y el relax, somos muchos los que optamos por trasladarnos a sus segundas residencias. Sobre todo, los que vivimos en ciudades como Madrid donde encontrar la calma y el silencio están muy pero que muy cotizadas.

El Problema de los Autónomos y una Conexión a Internet Intermitente

Por ello, siempre que me planteaba alquilar una casita cerca, en Valencia o cerca de Alicante se me planteaba siempre el problema de Internet.

El mío, en cualquier caso, no es un caso aislado, la pendencia va en alza. Es más, son cada vez más los trabajadores autónomos o profesionales libres que adecuan su agenda para realizar sus labores en sus casas o apartamentos mientras el resto de la familia o ellos mismos en su tiempo libre pueden disfrutar de un entorno diferente. Así, el acceso a la red se convierte en imprescindible para determinadas tareas a las que no llega la conexión por datos.

Pero no todo es trabajo. Internet forma ya parte inseparable de nuestra forma de vida, a través de la cual nos conectamos con el mundo bien para estar en contacto con nuestros seres queridos (a través de las redes sociales, llamadas de voz o videollamadas) o disfrutar del ocio que proporciona jugar online o simplemente ver series y películas que bajo demanda amenazan con desterrar en no mucho tiempo a la televisión tal y como la conocíamos.

Sin embargo, pese a esta clara necesidad imperante por una buena conexión a Internet, los propietarios de segundas residencias (o incluso los que las alquilan durante algunas épocas) se suelen encontrar con un quebradero de cabeza al tener que elegir si mantener la cuota para un uso intermitente o renunciar a ella, dado la escasa flexibilidad a este respecto que suelen proporcionar las compañías tradicionales.

Por ello, no podéis imaginaros mi cara de alegría al enterarme de la existencia de Wificom que ofrece conexión temporal a internet en Alicante a mi total disposición.

De esta forma, es posible pagar la cuota durante un mínimo de un mes sin penalización alguna a su baja, quedando la instalación preparada para poderla reactivar en cualquier momento.