Las tecnologías de la comunicación amplían la capacidad comercial de las empresas

Las tecnologías de la comunicación amplían la capacidad comercial de las empresas

El mundo es hoy algo completamente diferente a lo que era hace apenas unos años. Antes todo era mucho más lento, mucho más rudimentario. Es cierto que la llegada de los ordenadores y la tecnología ya permitió conseguir una serie de avances de lo más importante, pero el desarrollo de Internet y de múltiples aplicaciones tecnológicas ha permitido que sean mucho más potentes las maneras de trabajar y de relacionarse con nuestro entorno. Desde luego, esta sociedad no tiene nada que ver a la que teníamos, por ejemplo, en el año 2010. Hemos avanzado en estos 10 años mucho más que en los 30 anteriores.

La interconexión que existe en el mundo en el que nos encontramos ahora obliga a todas las personas a adquirir una habilidad como el conocimiento de idiomas. Es cierto que parece que hablar inglés es una herramienta que nos va a ayudar con cualquier persona o empresa de cualquier lugar del mundo, pero hay que decir que ya va siendo necesario aprender algún otro idioma más teniendo en cuenta el desarrollo de grandes potencias económicas como, por ejemplo, China. El conocimiento de estos idiomas es fundamental para tener éxito en el mundo laboral y empresarial.

Una noticia que fue publicada en el portal web Emprendedores News informaba de cuáles son los 10 idiomas más importantes para los negocios. El inglés sigue siendo, como no podía ser de otra manera, el más importante, seguido del chino y mandarín y, ojo al dato, el español, que ocupa el tercer lugar en este ranking. Alemán, portugués, árabe, francés, japonés, ruso e hindi completan el top 10 de los idiomas que disponen de una importancia muy alta en lo que tiene que ver con el mundo laboral y de los negocios.

Otra publicación, que en este caso vio la luz en el portal web del diario 20 Minutos, nos ofrecía nada más y nada menos que 40 razones por las cuales aprender un idioma. Entre ellas se encuentra la posibilidad de realizar viajes internacionales de negocios, que para los ascensos en las empresas está muy valorado el conocer idiomas, que puedes respetar el idioma de tus clientes, serás más independiente y que, además de todo eso y por si fuera poco, podrás ser una persona mucho más activa y saludable. Todo son ventajas si hablamos de que en una empresa exista la posibilidad de desenvolverse en varios idiomas.

El desarrollo de la tecnología y, en especial, de las tecnologías de la comunicación hace que las empresas estén más en contacto que en ningún otro momento de su historia. Existen muchos estudios que demuestran que el volumen de negocio entre empresas de diferentes países e incluso de diferentes continentes se ha multiplicado de una manera extraordinaria en la última década. Y eso exige, como bien supondréis, el conocimiento de todo tipo de idiomas. Los responsables de Traductor Jurado Eikatrad informan de que es incesante el crecimiento del número de empresas que requiere de servicios de traducción como consecuencia del ascenso imparable de países con los que comercializan. Sobre todo, según nos cuentan, buscan sus servicios de traductor jurado oficial en inglés, traductor oficial MAEC en francés y traductor jurado oficial en árabe.

Un ascenso que ya no tiene marcha atrás

La situación que os hemos descrito en el párrafo anterior es la que va a permanecer en nuestro mundo comercial durante los próximos años. No cabe la menor duda de que hemos encontrado una manera muy eficaz de hacer negocios gracias al desarrollo de las tecnologías de comunicación y que hay que mantenerla a toda costa. Y es que nunca ha habido una sociedad con un comercio tan eficaz como el que tenemos ahora. Es un tesoro que más nos vale mantener.

Los idiomas han sido importantes durante toda la vida, pero ahora no es que sean importantes, es que son elementales. No hay alternativa que no pase por manejarlos, ya sea de manera directa o a través de alguien. Lo que está claro es que el mercado nacional no siempre vale para que una empresa subsista. Y, aunque lo hiciera, la esperanza de vida de la misma no puede ser demasiado grande. Es algo que nos dicta la experiencia y que hemos comprobado en infinidad de ocasiones con las entidades de nuestro país.

Es evidente que tenemos que seguir apostando por el mercado internacional y que eso implica una serie de mejoras para nuestra empresa, con independencia del sector al que ésta se dedique. No nos cabe la menor duda de que todo el mundo ya se ha dado cuenta de eso y que hoy más que nunca es indispensable que tengamos en cuenta que ampliar fronteras es una idea estupenda y mucho más que recomendable. Desde luego, las ventajas ya la han experimentado muchas entidades que, a buen seguro, han obtenido beneficios que ni siquiera imaginaban. Aunque es cierto que puede dar cierto vértigo el ampliar fronteras, no cabe duda de que hacerlo es la mejor idea comercial posible.